Copyright 2018 - Vehículos nuevos y de ocasión. Taller de reparación.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Debe saber que es posible eliminar las cookies o impedir que se registre esta información en su equipo en cualquier momento mediante la modificación de los parámetros de configuración de su navegador:

  • Google Chrome: Herramientas → Configuración → Mostrar configuración avanzada → configuración de contenido → Cookies → Bloquear los datos de sitios y las cookies de terceros
  • Mozilla Firefox: Herramientas → Opciones → Privacidad → Historial → Usar una configuración personalizada para el historial (desmarcar todas las casillas).
  • Internet Explorer: Herramientas → Seguridad → Eliminar el historial de exploración → Seleccionar Cookies y datos del sitio web→Eliminar.
  • Safari: Edición → Preferencias → Privacidad → Bloquear cookies (seleccionar “siempre”).
  • Opera 19: Menú → Configuración → Privacidad y seguridad → Sección Cookies ( seleccionar Bloquear cookies de terceros y datos de sitio).

Más info sobre cookies aquí

Cuando vemos una señal de ‘Stop’ en la carretera todos tenemos muy claro lo que hay que hacer: detenernos. Es algo que tenemos interiorizado y que se hace de forma automática en la actualidad, pero hace que no era así hace unos años. Hemos rebuscado en la historia de esta importante señal y a continuación te contamos el por qué de su forma octogonal y de su color rojo.

A principios del siglo XX la circulación era algo caótico y sin apenas reglas. Los primeros coches, caballos y peatones confluían a su libre albedrío; por lo que era necesaria cierta regulación. William Phelps Eno fue una de las personalidades de la época que quiso revertir esta situación. A él se le atribuye la creación de la señal de Stop y las intersecciones. La primera fue puesta en Detroit en el año 1915, aunque no todo fue tan fácil como parece. 

Forma

Esa primera señal de Stop de Detroit no fue como la que conocemos. Se trataba de un pequeño cuadrado blanco con las letras negras, algo muy simple. Al principio la verdad es que pasó bastante desapercibida, pero en el año 1923, la administración estadounidense tomó cartas en el asunto para regular las señales de tráfico y establecer unos estándares que se cumplieran en todo el país.

De esa cumbre se sacaron unas cuantas conclusiones importantes que marcarían el transcurso de la seguridad vial. La señal de Stop pasaría a ser octogonal, la única con esa forma debido a su importancia. También se estableció que las señales redondas servirían para advertencias en cruces de ferrocarril, las que tienen forma de rombo para reducir la velocidad, las cuadradas para indicar precaución y las rectangulares para mostrar direcciones.

Color

En aquella época la mayoría de las señales era de color blanco. Hubo que esperar hasta la década de los 30 para que esto preocupara a las autoridades y se comenzaran a tomar medidas. La señal de Stop en 1935 era la única que por ley tenía que ser octagonal y con letras negras sobre fondo amarillo o con letras amarillas sobre fondo negro. El amarillo aparentemente cumplía a la perfección el cometido de llamar la atención del conductor.

Aunque la intención inicial desde 1924 era que la señal fuera roja, esto se desestimó porque no había materiales para hacer una señal roja que durase. Pero en 1954 se volvieron a revisar las leyes de control de tráfico y se dictaminó que la señal de Stop debía ser de forma octogonal, con fondo rojo y letras blancas de al menos un tercio de su altura. Esto se decidió tras recurrir al esmalte de porcelana para mantener la integridad del rojo en la señal.

Pero hasta este momento solo hablábamos de Estados Unidos. La señal de Stop fue reconocida internacionalmente tal y como hoy la conocemos en la Convención de Viena sobre Señalización Vialdel año 1968. En dicha convención se dividieron las señales de carretera en ocho categorías y se incluyó a la de Stop en la categoría de prioridad. También fue aceptada en su variable octogonal y en otra compuesta por un círculo rojo con un triángulo invertido en su interior con la palabra en el centro. El tiempo ha parecido dar la razón al octógono.

Fuente: Jalopnik